Conoce la Barcelona romana

Comparte ahora!Share on Facebook1Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0

¿Sabías que Barcelona tiene un pasado romano? La zona que se extiende entre los ríos Besòs y Llobregat, donde hoy en día se encuentra el área metropolitana, ya estaba poblada en tiempos prehistóricos. Poco antes del inicio de la era actual, ya existieron varios asentamientos de otros pueblos, principalmente layetanos.

Cuando los romanos llegaron, entre el siglo II y I a.C., lo que se pretendía es buscar el mejor lugar para fundar una colonia entre el Emporiae próspera (Empúries), en la costa, al norte, y la Tárraco (Tarragona), en el sur. El lugar que eligieron fue la cima del monte Taber, una pequeña colina frente al mar y con vistas a la llanura, donde se encuentra actualmente la plaza dSant Jaume.

La colonia fue llamada Julia Augusta Faventia Paterna Barcino y creció rápidamente. Se construyó, de esta manera, una muralla en su perímetro que fue más tarde reforzado entre los siglos III y IV d.C. Además, esta área mantiene la estructura de una ciudad romana, con un foro en el centro desde el cual se extienden dos calles en forma de cruz, el Cardus y el decumanus, que conducen a las cuatro puertas de entrada.


¿Quieres una Guía Completa de Barcelona Gratis?

Así pues, la Barcelona romana fue parte del Imperio durante más de 400 años por lo que existe impresionante puñado de monumentos romanos y artefactos que hoy en día se pueden visitar, a pesar de que haya muchos absorbidos en el marco de los edificios y las estructuras más tarde construidas. ¿Quieres conocerlos?

Principales atractivos de la Barcelona romana

Portal del Bisbe

portal del bisbe

Barcelona fue protegida por murallas con cuatro puertas de acceso a la ciudad. De estas torres cuadrangulares, puedes conocer hoy una en el Portal del Bisbe, en la Plaça Nova. Aquí, en la parte posterior de la Catedral, también hay una réplica moderna de los acueductos que accedían a la ciudad.

Carrer Regomir

Los restos de otra puerta de enlace y pavimentación romanas originales se pueden vislumbrar en la calle Regomir, en el Centro Cívico Pati Llimona, que también albergaron baños romanos.

Plaça Ramón Berenguer

Al lado de la catedral, en la Via Laietana, podrás conocer la Plaça Ramón Berenguer. Esta plaza presenta una de las secciones más espectaculares de las murallas de la ciudad. Parcialmente data del siglo cuarto, las paredes están coronadas por una capilla gótica, la de Santa Àgata.

Templo de Augusto

templo de augusto

Justo al lado de la plaza de Sant Jaume, en la calle del Paradís, encontrarás cuatro columnas romanas impresionantes de nueve metros de altura. Esculpidas en estilo corintio, estas columnas son todo lo que queda de lo que fue el templo barcelonés de Augusto, construido en el siglo I a.C.

Museu d’Història de la Ciutat de Barcelona

muhba

El Museu d’Història de la Ciutat está al lado de la Catedral, en el Barrio Gótico. Con vistas a la plaza del Rei, el Museo cuenta con una impresionante colección de reliquias romanas, incluidas las bases reales del propio edificio, que se incorporan en un recorrido por el museo.

Barcino, la era romana de Barcelona, ​​es la estrella del espectáculo en el Museo de Historia de la Ciudad, con mosaicos, murales, tumbas, baños, grabados y documentos oficiales que datan de la época de la ocupación romana de la ciudad.

La colección del museo siempre está creciendo y se estima entre 4.000-5.000 piezas se donan cada año.

¿Todavía no conoces la Barcelona romana? ¿Te gustaría conocerla?

 

Comparte ahora!Share on Facebook1Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


¿Quieres una Guía Completa de Barcelona Gratis?